Razones por las que tienes que “Chupar las Gemelitas de Tu Chica, eso ¡MEJOR TU SALUD!


Es importante que siempre que estimules sus senos, lo hagas con gentileza, que le preguntes si le agrada lo que haces, y no concentrarte sólo en los pezones ni en un solo seno.
Los senos deben su gran importancia erótica a que son una fuente de placer femenino y un gran estímulo sensorial para los hombres. Por lo cual, es importante saber cómo brindarle caricias a sus pechos para una plena excitación.
1.-Promueve Estimul4ción.
La estimulación activa terminaciones nerviosas que provocan una sensación de voluptuosidad en la vulva y la vagina y que ponen en marcha los mecanismos de excitación femenina: se lubrican, preparándose para el orgasmo.
Estudios recientes han encontrado que la estimulación de los pezones aumenta la excitación sexual en la gran mayoría de las mujeres y activa las mismas áreas cerebrales que la estimulación vaginal y del clítoris.
Esto hace que el cerebro libere oxitocina, misma respuesta que se obtiene cuando un bebé se amamanta. En este contexto, sin embargo, la oxitocina tiene como fin dirigir la atención de la mujer a su compañero sexual fortaleciendo su vínculo con él.
2.- Se Prenden.
La punta del pezón es la zona más sensible, por lo que las caricias suaves pero profundas lo encienden, mientras que la sensación de lubricación hace que tus movimientos sean más efectivos y placenteros.
3.-Llega mas rapido al org4sm0.
La succión activa las glándulas y libera hormonas que afectan directamente a los genitales. Es por eso que una mujer a la que le succionan los pezones llega más rápido al orgasmo.
4.-Ayuda a tu salud.
Si sometes los senos a cambios de temperatura, despertarás las terminales nerviosas y relajarás las glándulas mamarias. Además es útil cuando hay dolor por síndrome premenstrual.
5.-La libido incrementa a niveles impresionantes.
Muchas mujeres se quejan de que su novio, esposo o compañero no las sabe tocar y los chicos se sienten preocupados de no conocer cómo acariciar un seno para provocar placer y no dolor.
Saber tocar los pechos debidamente significa una buena parte del camino que hay que recorrer para culminar el coito con éxito.
Hay caballeros que no saben cómo llevar ese tipo de situaciones, provocando con ellos la pérdida de interés y deseo por las dos parte, que si lo hacen de manera inadecuada o brusca es probable que te cause dolor.
Entonces, cómo tocar los senos? pon mucha atención.
Los pechos son una maravilla del cuerpo femenino y como tal, deben ser tratados con delicadeza, pasión y ternura.
Unos buenos consejos y recomendaciones para tocar los senos son:
Darse su tiempo acariciándolos! Muchas veces la pareja ni los considera o no les da la atención que ameritan! Pero claro… aparte de los senos hay todo un cuerpo para estimular, no lo olviden!
Las caricias deben ser suaves pero intensas. La mama es un tejido sensible y las caricias bruscas pueden resultar dolorosas e incomodas.
Demuestra que tocarle los senos a tu mujer te gusta, te excita, te emociona y lo disfrutas!
Cuando la chica está excitada, las manipulaciones pueden ser un poco más duras y rápidas, pero siempre con cuidado.
Presionar muy fuerte un seno hace que este choque con la costilla, lo cual resulta muy doloroso.
Próxima al periodo menstrual, la mujer se pone mas sensible y sus pechos también! En esos días, las caricias deben ser más sutiles, ya que lo que en otro momento resulto placentero ahora puede ser motivo de dolor extremo.
Tocar el seno con sutileza y cuidado no significa tocarlo sin erotismo, intensidad o pasión.
Pregúntale o coméntale a tu pareja como tocar los senos. La comunicación en parejaes muy importante cuando de placer y plenitud sexual se trata.
Recuerda ver los senos como un todo. Muchas veces, el fallo viene porque los hombres se concentran un sola parte del seno, por lo general el pezón, y no aprovechan la amplia zona erógena que tienen para disfrutar ellos y excitar a la mujer.

4 posturas para tener sexo en la cocina

Existen espacios que inducen a la creatividad, innovación, erotismo y placer en la relación de pareja; ejemplo, la cocina. En ésta no sólo los olores despiertan los sentidos, a través de algunas posturas sexuales, tu pareja y tú podrán alcanzar el clímax.

De acuerdo con el sexólogo Agustín Herrera de Arcos, la fórmula para despertar la llama del deseo todo el tiempo en tu pareja se encuentra en el erotismo.

Este elemento es fundamental para lograr un encuentro sexual inolvidable; ya que la clave está en conocer al otro, saber cuáles son sus puntos sensibles, qué le agrada, qué le desagrada tras un encuentro y lograr entre los dos un lenguaje común que les permita gozar la vida íntima.

Para ello Amor Erótico te ofrece una opción que le quitará a tu vida sexual la monotonía: sexo en la cocina. Revisa estas posiciones sexuales y elige la que te gustaría intentar:

1. Sorpresa. Esta postura es ideal para los amantes que disfrutan del sexo salvaje. El hombre, de pie, debe situarse detrás de la mujer, y de ésta forma penetrarla tomándola de la cintura. Debes de relajar todo tu cuerpo conforme la gravedad hasta apoyar tus manos en el piso. Tu compañero te "sorprenderá" con cada penetración marcando la cadencia del coito.

2. Abrazo. Ambos deben de estar de pie, desnudos y uno frente al otro. Tu compañero deberá cargarte y tu rodear su cintura con las piernas, para evitar que pierdan el equilibrio él puede recargar tu espalda en la pared. El abrazo total es parte de un sexo pasional y creativo, donde el contacto corporal es muy completo.

El ritmo del coito puede ser de dos maneras: de arriba hacia abajo o de atrás para adelante, dependiendo de la intensidad de placer que ambos experimenten con cada opción.

3. El deleite. La mujer deberá colocarse en la orilla de una silla, mientras la pareja se arrodilla para dejar su pene a la misma altura que la vagina de su compañera, que se abre de piernas para recibir el sexo de su amante y echar su cuerpo para atrás en una sutil relajación. Al mismo tiempo, el cuerpo de él es envuelto por las piernas de ella mientras se ocupa de marcar el ritmo de la penetración.

4. La carretilla. Al borde de la mesa, y con los antebrazos apoyados, el hombre deberá levantar las piernas de la pareja. Mientras la penetra deberá sostener sus muslos.

El estímulo y el placer se concentran en los genitales de ambos, pero es el hombre quien lleva el ritmo atrayendo el cuerpo de ella hacia el suyo. La variedad de movimientos y sensaciones que permite la postura es asombrosa: circulares, ascendentes y descendentes, con las piernas de ella más cerradas o bien abiertas.

En el campo del erotismo todo está permitido, siempre que exista el respeto y la confianza en la pareja. ¡Cuídate y disfruta de estas posturas sexuales!